La energía eólica superó en 2020 por primera vez al carbón como fuente de energía más importante en Alemania, según informó hoy la Oficina federal de Estadística (Destatis).

La energía obtenida a través de aerogeneradores representó el 25,6 por ciento de las fuentes energéticas conectadas a la red eléctrica alemana, siendo la primera vez que una fuente de energía renovable ocupa el primer lugar.

En su conjunto, las fuentes de energía renovables alcanzaron un récord del 47 por ciento, frente al 42,3 por ciento de 2019.

Las proporciones del carbón y la energía nuclear, 24,8 y 12,1 por ciento, respectivamente, disminuyeron, mientras que las centrales de gas proporcionaron más electricidad, con un 13,6 por ciento.

No obstante, la generación de electricidad se vio reducida en Alemania debido a la disminución de la demanda, sobre todo durante el primer confinamiento por el coronavirus, en la primavera europea.

En el conjunto del año, se suministraron a la red eléctrica alemana 502.600 millones de kilovatios hora de electricidad de producción propia, un 5,9 por ciento menos que en 2019.

La cantidad de electricidad exportada se redujo un 8,0 por ciento, pero con 67.000 millones de kilovatios hora siguió superando a las importaciones, que aumentaron un 19,7 por ciento hasta alcanzar los 40.100 millones de kilovatios hora.

Quiero publicar en Runrún