La “Livermore Centennial Light Bulb”, bombilla centenaria de Livermore, en español, como se la conoce popularmente, fue un regalo de la empresa de electricidad ‘Shelby Electric Company’, para la estación de bomberos de la comunidad a principios del siglo XX.

Fue instalada desde 1901 en una estación de bomberos en la ciudad californiana y en 120 años no dejó funcionar.

Se encuentra en el libro de los Guinness World Records por ser  considerada la más duradera de la historia. El libro corroboró que la misma es funcional desde ese año y que solo fue apagada cuatro veces.

Esas pocas ocasiones en donde no estuvo en actividad no fue por su falta de utilidad, sino que en dicho establecimiento se realizaron diferentes remodelaciones durante estos más de 120 años y fue por eso que se la preservó cuidadosamente y cuando se le dio un nuevo lugar en el parque de bomberos siguió alumbrando.

Quiero publicar en Runrún