El eVTOL es un vehículo de despegue y aterrizaje vertical para realizar viajes de media y larga distancia. La marca justifica su decisión de que sea un híbrido por las limitaciones de autonomía que terminará siendo como un medio de transporte urbano.

Las automotrices han decidido ampliar sus negocios hacia los aires. En su proyecto Visión 2030 que propone “servir a las personas en todo el mundo con la alegría de expandir su potencial de vida”.

La marca japonesa busca contribuir a la realización de una sociedad con cero impacto ambiental y cero colisiones en el tránsito, a la vez que investiga iniciativas en nuevas áreas.

A través de su subsidiaria Honda R&D Co. Ltd. presentó el Honda eVTOL, un vehículo de despegue y aterrizaje vertical que tiene el propósito vincularse a un propio “ecosistema de movilidad” que también incluye otros productos de la marca. Keiji Ohtsu, responsable de Honda R&D: “Todas las iniciativas que presentamos son para los desafíos que Honda asume en nuevas áreas, pero la pasión subyacente de Honda por usar nuestra tecnología sigue siendo que la vida de las personas sea más placentera”.

“Desde la fundación de la empresa, la fuente de los desafíos de Honda siempre ha sido su gente que en definitiva es la que genera tecnologías e ideas originales. A través de la creación de nueva movilidad, Honda continuará esforzándose por cambiar el valor que las personas le dan a la movilidad y realizar cambios positivos en nuestra sociedad”, agregó.

El Honda eVTOL funciona con energía eléctrica para hacer funcionar sus ocho hélices y dos propulsores para el vuelo. También con una turbina de gas como generador para extender la autonomía del vehículo cargando sus baterías.

El eVTOL de Honda, en cambio, puede recorrer hasta 400 kilómetros, un alcance que permitirá realizar viajes de una ciudad a otra.

Quiero publicar en Runrún