El mismo será el Jurassic X Prix en Bovington, en el condado de Dorset del 18 al 19 de diciembre de 2021. Antes de pisar suelo británico la Extreme E disputará el Island X Prix en la isla de Cerdeña, el 24 y 25 de octubre.

El emocionante campeonato de SUV eléctricos en el que compiten en entornos extremos en todo el mundo para promover la adopción de vehículos eléctricos y soluciones de tecnología limpia en la búsqueda de un futuro con menos emisiones de carbono para el planeta.

Comenzó en marzo de 2021 y hasta ahora ha incluido paradas en Arabia Saudita, Senegal y Groenlandia, e incluye algunos de los nombres más importantes del automovilismo, con equipos propiedad de Lewis Hamilton, Jenson Button y Nico Rosberg, entre otros. También es el primer deporte motor con igualdad de género en la historia, con los mejores pilotos británicos y entre ellos Catie Munnings y Jamie Chadwick entre su talento femenino.

El CEO y fundador de Extreme E Alejandro Agag dijo: “Estoy muy contento con esta nueva ubicación para nuestra carrera; nuestro primer evento en suelo británico. Haber elegido este lugar es un cambio en nuestra misión de correr en lugares remotos  y extremos para resaltar los efectos del cambio climático, pero cada vez más, los problemas de los que hablamos están sucediendo literalmente en nuestros patios traseros, por lo que sentimos que es el momento adecuado para traer el centro de atención y ayudar al ejército británico a reducir su propia huella de carbono”.

Bovington es una conocida base militar del ejército británico y se encuentra junto a la Costa Jurásica. Extreme E está trabajando en estrecha colaboración con el Ministerio de Defensa y Ejército británico, que recientemente ha revelado su estrategia de sostenibilidad y cambio climático.

La estrategia combina la mitigación del impacto ambiental mientras se mantiene el rendimiento militar. Su objetivo es hacer esto reduciendo las emisiones y ampliando la transición a las energías renovables, contribuyendo así al objetivo del Reino Unido de ser energía neta nula para 2050.

Quiero publicar en Runrún