Actualmente en México existen 36 proyectos mineros de capital extranjero para la extracción de litio. Esta iniciativa busca revertir la reforma neoliberal impulsada por Peña Nieto en 2013.

México se encuentra entre los diez países con las mayores reservas de litio. De acuerdo a estimaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos, el gigante latinoamericano cuenta con 1,7 millones de toneladas de reservas mineras de litio.

El presidente de México, quiere que el Estado tenga participación mayoritaria en el sector energético al impulsar el papel de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la industria mexicana. Además prevé la eliminación de las concesiones de litio, garantizando al país la exploración y explotación del mineral. México ocupa la novena posición en el mundo en reservas de litio. Con este proyecto el mandatario busca revertir la reforma energética de su antecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018), que abrió el sector a las empresas privadas.

El máximo mandatario del país endureció el jueves el tono de sus declaraciones para lograr que el Congreso apruebe su iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica y explotación del litio, al tiempo en que advirtió que negará cualquier solicitud de concesión de explotación del mineral.

Durante su conferencia matutina López Obrador afirmó que si los legisladores no aprueban el proyecto de reforma que presentó la semana pasada en la Cámara de Diputados sería un acto de “traición a la patria”.

El gobernante dijo que si “no se aprueba el que el litio esté en manos de la nación, de todas maneras, vamos nosotros a negar cualquier solicitud de concesión para la explotación del litio y tenemos facultades para hacerlo”.

López Obrador entregó el 30 de septiembre en la Cámara de Diputados un proyecto de reforma de tres artículos de la Constitución en materia eléctrica que contempla el fortalecimiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y deja en sus manos el manejo 54% del mercado, y eliminan la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de la Energía.

En el estado del norte más precisamente en Sonora se lleva adelante el desarrollo, con el apoyo de empresas mineras de Canadá y China, de un yacimiento donde se estima que hay reservas probadas y probables de 243,8 millones de toneladas del mineral.

Dos de las principales asociaciones empresariales mexicanas objetaron esta semana la reforma propuesta por López Obrador. La Asociación Mexicana de Energía advirtió en un comunicado que de concretarse los cambios habrá un “daño de largo plazo a los hogares mexicanos, las distintas industrias y a la competitividad del país”.

Tambien la Confederación Patronal de la República Mexicana indicó que la iniciativa gubernamental “cierra la puerta a la competencia” y podría generar “desabasto, apagones y tarifas cada vez más caras para las familias mexicanas” en el corto plazo.

Al proyecto de reforma le queda un largo camino por recorrer puesto que el mandatario no cuenta en este momento con los votos suficientes en el Congreso y su partido deberá buscar alianzas con otras organizaciones para lograr la aprobación.

Quiero publicar en Runrún