Se exportará energía eléctrica a Brasil con la oferta excedente de LNG y carbón. Es un buen negocio para la Argentina porque ingresan dólares que cubren los costos del gas importado. También podría permitirse la exportación interrumpible de gas el fin de semana para descomprimir el linepack del sistema y evitar el cierre de pozos.

La Secretaría de Energía ya decidió que, los próximos días, buscará redireccionar la oferta excedente de Gas Natural Licuado (LNG, por sus siglas en inglés) hacia centrales termoeléctricas para exportar electricidad hacia Brasil, que atraviesa una de las peores crisis hidroeléctricas de sus historia y está importando energía desde todos los países limítrofes.

Es un buen negocio con la Argentina, incluso habiendo pagado precios del GNL que, en algunos casos, superan los 10 dólares por millón de BTU. El precio de la energía enviada a Brasil oscilaría entre los 130 y los 240 dólares por MWh, según la cantidad de electricidad que adquiera el ONS, el organismo encargado del despacho de Brasil (las propuestas semanales se desagregan en bloques con distintos precios).

En cualquiera de esos casos, para la Argentina la ecuación es conveniente, porque con los dólares que ingresan de Brasil repaga el costo del LNG importado e, incluso, con el margen restante contribuye a limar la abultada cifra de subsidios del Tesoro que recibe el sector. En noviembre de 2020, la Argentina exportó hasta 1600 MW hacia Brasil bajo la misma modalidad.

“Nos está sobrando algo de carbón y LNG, porque el gasoil lo guardamos como reserva. Brasil funciona como una especie de válvula de ajuste cuando nos sobra combustible en el parque de generación, porque podemos colocar en ese mercado la energía excedente en el sistema. Es un buen negocio porque no sólo logramos cubrir los costos del sistema, sino que también conseguimos un margen positivo que reduce algo los subsidios que se destinan a la importación de energía”, dijeron desde Energía.

Reapertura hacia Chile

También es probable que el fin de semana se reactiven las exportaciones de gas interrumpible hacia Chile. Con las máximas cerca de los 20º en Buenos Aires para el sábado y el domingo, algunas empresas productoras de gas —un segmento liderado por YPF, Total, PAE, Wintershall Dea, Tecpetrol y CGC— proyectan que habría que exportar entre 2 y 3 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día) de gas para descomprimir el linepack en el sistema de transporte.

La exportación de hacia el país trasandino evitaría tener que cerrar pozos que están en producción. El importe de venta podría rondar, como tope, el precio previsto en el Plan Gas Ar para invierno. No hay certezas de que se vaya a avanzar en esa dirección, pero algunas petroleras ya empezaron a preparar la documentación aduanera (la pro-forma de exportación puede demorar casi dos días) para estar listos en caso de que la ventana de oportunidad se presente.

Quiero publicar en Runrún