El 12 y 13 de octubre están convocadas las audiencias públicas por parte del Ente Regulador de los Servicios Públicos, (ENRESP) para la revisión tarifaria de los servicios de energía eléctrica y agua. A no ser que haya un rechazo al aumento tarifario, este se concretará ineludiblemente.

EDESA y Aguas del Norte solicitaron ante el organismo de control que se autorice un incremento del 35% en el caso de la luz y de un 20% promedio en el del agua y saneamiento. De aprobarse los aumentos, unos 365 mil usuarios de energía eléctrica sufrirían el tarifazo. De igual modo, aproximadamente 320 mil usuarios de agua.

El Senado provincial espera que esta semana llegue el pedido de informe que se aprobó en la última sesión para que el ENRESP, a cargo de Carlos Saravia y remita la documentación respaldatoria ante el requerimiento de las empresas de ser autorizadas para el aumento tarifario.

La Solicitud de Informe es impulsada por los senadores Carlos Rosso, Héctor Nolasco, Silvina Abilés, Walter Cruz, Esteban D´Andrea, Francisco Sanguino, Mashur Lapad, Sergio Ramos, Manuel Pailler, Marcelo García, Javier Mónico y Guillermo Durand Cornejo.

El gobierno nacional suspendió los aumentos en los servicios públicos para cuidar el bolsillo de la gente en tiempos de pandemia. En Salta las quejas de los usuarios por las deficiencias en los servicios de EDESA y Aguas del Norte son permanentes.

El Senado sostiene que por la inflación aumentan los costos de los servicios, pero si hay aumento tarifario, se deben mejorar los servicios y prestaciones por intermedio de inversiones para esos efectos.

Quiero publicar en Runrún