Fue puesta en funcionamiento en 1933, en ocasión de la creación de la Compañía de Electricidad Trenque Lauquen “Usina del Pueblo”.

En un acto que se realizó el miércoles con la presencia de autoridades municipales y de la Cooperativa de Electricidad de Trenque Lauquen, la entidad procedió a desactivar la subestación transformadora ubicada debajo del monumento al General San Martín en la plaza central de la ciudad, como parte de los trabajos que se vienen realizando en el marco del proyecto de remodelación del tradicional espacio público.

Participaron el Intendente municipal interino, Esteban Vidal; el secretario de Gobierno, Gustavo Marchabalo, y el secretario de Gestión y Planificación, Martín Borrazás, entre otros funcionarios; el presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa de Electricidad, Roberto Testardini; el gerente general de la institución, Claudio Venturi; empleados y trabajadores jubilados de la CETL.

Durante el acto se dijo, “hoy es un día que quedará guardado en la historia de la institución y de nuestro servicio eléctrico por cuanto se trata de la subestación más antigua de la ciudad, que ha cumplido la esencial función de llevar energía al área céntrica de Trenque Lauquen, durante muchos años”.

El Ingeniero Venturi fue el encargado de realizar una reseña histórica de los inicios del servicio eléctrico en el distrito y en su mensaje destacó el trabajo de los pioneros y de quienes se desempeñan hoy en la institución, “todos pibes jóvenes que son los que hoy están trabajando en el desarme y la modificación que se está haciendo en la plaza”, señaló.

Acerca de las obras explicó que “todos estos transformadores que están acá abajo se reemplazaron, se instaló un transformador en la esquina del Banco Provincia; otro en la esquina de Uruguay y San Martín y en la esquina del Centro Cívico se van a instalar todos los equipos de comando que están acá abajo y la plaza va a quedar hoy totalmente desactivada”.

“Son muchos años, 88 años es mucho de una historia muy rica de recuerdos y de sentimientos, que vale la pena guardarla en el corazón para toda la vida”, subrayó.

Luego, el presidente del Consejo de Administración, Roberto Testardini resaltó el trabajo de los pioneros de la Cooperativa porque “si pensamos que en 1933 estábamos con una subestación subterránea, por aquellos visionarios que proyectaron el crecimiento de Trenque Lauquen, hoy vemos que casi con la misma tecnología estamos instalando una estación subterránea en la esquina de las ramblas”.

Y agregó para cerrar: “Qué importante cuando se proyectan las cosas a través del tiempo con visión de futuro, ese es el espíritu que tiene la Cooperativa y que va a seguir manteniendo: crecimiento y tecnología, previsión en el crecimiento siempre pensando en nuestra comunidad y en nuestros asociados”.

Quiero publicar en Runrún