La iniciativa propone beneficios fiscales e incentivos para quienes compren autos eléctricos, pero también busca desarrollar proyectos vinculados al litio y las baterías.

Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, anunció el viernes que mañana se presentará el proyecto de ley de movilidad sustentable, que prevé inversiones en distintos sectores industriales por u$s 900 millones y contempla, entre otras acciones, una amplia renovación de la flota de transporte público en condiciones más amigables para el medio ambiente. “El martes que viene estaremos lanzando el proyecto de ley de movilidad sustentable, que incluye la fabricación de autos eléctricos”, dijo Kulfas.

El proyecto incluye “beneficios fiscales e incentivos para quienes compren autos eléctricos y seguramente tendrá un fuerte impacto en la renovación de la flota de transporte público”, señalaron desde el Ministerio de Desarrollo Productivo.

“Si bien en el capítulo autos eléctricos la renovación del actual parque automotor no será inmediata, sí somos optimistas en el caso del transporte público, lo que redundará en beneficio del medio ambiente para las grandes ciudades”, dijeron fuentes oficiales.

En ese marco, se hizo hincapié en resultados concretos como “el desarrollo de la cadena de litio, particularmente para la fabricación de baterías”.

Este futuro régimen de electromovilidad ofrecerá incentivos fiscales y tributarios para promover la inversión, como también para la adquisición de vehículos eléctricos con el requisito central que tengan componentes de fabricación en el país para potenciar la cadena de valor.

Todos los actores relevantes del sector minero están atentos a este proyecto de ley, ya que hay en juego “proyectos de inversión del orden de u$s900 millones para los próximos 5 a 7 años”.

Con la ley de promoción del uso de la movilidad sustentable en plena vigencia, “se espera una importante ola de inversiones nacionales y extranjeras en el sector de terminales automotrices”, tanto en las existentes como en nuevas ya que todas a nivel global tienen proyectos en marcha de modelos con motorizaciones eléctricas.

También se esperan inversiones por parte de las empresas que se pueden denominar electro autopartistas y fabricantes de equipamiento auxiliar, como son los cargadores, en micromovilidad, que representa un sector novedoso y muy interesante para inversiones medianas y pequeñas.

Además habrá lugar, según se asegura en despachos oficiales, para los retrofits (modernización de equipos y maquinarias) y conversiones a nuevas tecnologías, y también otras iniciativas vinculadas a las celdas de combustible o GLP.

En el país se extrae litio desde 1997, y desde entonces hubo preocupación para que esa actividad no quede en el ámbito de actividad minera primaria, es decir solamente extractiva, si bien hay un proceso industrial al pie de mina que lleva a convertir la salmuera del salar en algún compuesto de grado industrial.

El país posee los segundos recursos de litio identificados más grandes del mundo (solo detrás de Bolivia) y la tercera cantidad más grande de reservas de litio comercialmente viables detrás de Chile y Australia.

Quiero publicar en Runrún